Caridad o justicia… y se cuela la xenofobia (Anécdota de clase)

En mi IES se están organizando actos con motivo del Día de la noviolencia y la paz del 30 de enero. Uno de ellos consiste en recoger alimentos para donarlos a un comedor social o similar. En mi grupo-tutoría de 1º de Bachillerato (Sociales y Humanidades) les informo de ello, a la vez que intento mostrar, a la vez, que hay quienes no compartimos un enfoque que no denuncia la pobreza sino que asume que se arregla con caridad ocasional y efectista, pero no me da tiempo a hablar, porque la primera pregunta es: *Pero ¿los alimentos son para España o para fuera? … porque si es para fuera yo no…». Pasmo. No me esperaba algo así en ese momento, a pesar de que esas ideas ya las he oído en otras ocasiones. O sea, que ya no es que sea difícil escapar del caritativismo más vergonzoso, sino que estamos en riesgo de ir hacia la «guerra entre pobres» y hacia la xenofobia.

Escuela pública, movimientos sociales y educación transformadora: restricciones y desbordamientos

10 octubre 2014, en el IV Congreso de Educación para el Desarrollo. Cambiar la educación para cambiar el mundo…¡Por una acción educativa emancipadora! – 9, 10 y 11 de Octubre de 2014. Vitoria.

«Los tiempos de crisis y de rabia son tiempos de posible cambio, pero quienes den sentido mayoritario al cambio, o se hagan con el control del poder para dictaminarlo, pueden orientar las transformaciones en un sentido u otro. La crisis económica y social está mostrando su crudeza en nuestro territorio. En ciertos territorios del mundo, la pobreza extrema está enquistada. Ante la crisis ambiental futura (hoy todavía menos perceptible, si no se quiere ver) ¿conseguiremos ser vistos por la mayoría social como quienes están trabajando en la dirección correcta o solo como los portadores de las malas noticias?.»

Seguir leyendo Escuela pública, movimientos sociales y educación transformadora: restricciones y desbordamientos

Sobre la convocatoria de Podemos para el 31 de enero

No entiendo la convocatoria de Podemos para el 31 de enero (o solo la entiendo si va por donde no creo que debiera). Una manifestación de un partido político para hacerse ver a sí mismo ¿no es autorreferencialidad? ¿no es contrario a la «unidad popular»? Junto a la alegría que han producido los aciertos de Podemos, no puedo evitar sospechar que Podemos se va cerrando sobre sí mismo. Lo que se planteaba como dispositivo para abrir el sistema, y no como un partido político más, acaba convirtiéndose en camino único (¿cómo puede entenderse que la unidad popular es «uníos a mí o quedáos fuera»?).