Guerra civil española y vida personal: las memorias de mi abuelo

“Memorias de un anciano. Mi relación con Primitiva (1931-1941)” Eulogio Herrán Alonso

Relatado desde la vivencia personal, como memoria particular de la relación con la que sería su esposa, aparece entremezclada en toda su crudeza la realidad política y la represión franquista.


Sobre el autor
eulogio.jpg
Eulogio Herrán nació en Fuentes de Nava (Palencia) en 1907. Descendiente de campesinos sin tierras, dejó la escuela unos días antes de cumplir los doce años. Asistió durante algunos pocos meses a la escuela nocturna, de forma discontinua, entre los años 1921 y 1923. Posteriormente él mismo dio clases a algunas personas del pueblo. Trabajó como jornalero y, con la República, fue durante algún tiempo Secretario de la Casa del Pueblo del pequeño municipio de Fuentes de Nava y participó en el ambiente crítico de la República suscribiéndose a algunas publicaciones de izquierdas.

Se casó con Primitiva en julio de 1935, nació su hija Soledad en 1936 y fue encarcelado ese mismo año, poco después del golpe militar, que triunfó en la provincia de Palencia desde el primer momento. En el juicio militar, el fiscal solicitó la pena de muerte, sin que hubiese cometido delito alguno, y fue sentenciado a 30 años de prisión, de los cuales cumplió más de cuatro. En octubre de 1940 salió de la prisión y en enero de 1941 falleció Primitiva. Después se casó con Esperanza, hermana de la anterior, con quien tuvo a sus hijos Primitivo y Segundo.

En 1957 emigró a la ciudad de Palencia, donde trabajó como peón de la construcción hasta que se jubiló.

Comenzó a escribir estas memorias después de cumplidos los 92 años, sin haber realizado más estudios que los señalados ni haber participado en más actividades públicas después de la República.

Falleció el 23 de mayo de 2003, a los 95 años, y hasta pocas semanas antes continuó escribiendo cuanto pudo.

Sobre el escrito

Como nieto suyo* , me limité a transcribir (con mínimas correcciones de detalle) su palabra directa y precisa, dolida y serena. Puse más destacado lo que tiene más interés social y político general , pero si se descarga el texto completo, se comprobará que conmueve aunque no se le haya conocido personalmente.


NOTA* Mi madre es Soledad Herrán Tazo, hija de Primitiva, fallecida tan tempranamente; por tanto, soy nieto biológico de Primitiva, aunque a quien tuve como abuela vital fue a Esperanza, su segunda esposa y hermana de la anterior.


Ver en línea : “Memorias de un anciano. Mi relación con Primitiva (1931-1941)” Eulogio Herrán Alonso (Referencias a la guerra civil… + Documento completo descargable)