Todas las entradas de: José Emiliano Ibáñez Herrán

... ciudadano inconforme participante en distintos movimientos sociales y socioeducativos ... José Emiliano Ibáñez Herrán `Josemi’ - Palencia (Castilla y León, España) Profesor de Ciencias Sociales (Geografía e Historia) en el IES "Trinidad Arroyo" de Palencia

Caridad o justicia… y se cuela la xenofobia (Anécdota de clase)

En mi IES se están organizando actos con motivo del Día de la noviolencia y la paz del 30 de enero. Uno de ellos consiste en recoger alimentos para donarlos a un comedor social o similar. En mi grupo-tutoría de 1º de Bachillerato (Sociales y Humanidades) les informo de ello, a la vez que intento mostrar, a la vez, que hay quienes no compartimos un enfoque que no denuncia la pobreza sino que asume que se arregla con caridad ocasional y efectista, pero no me da tiempo a hablar, porque la primera pregunta es: *Pero ¿los alimentos son para España o para fuera? … porque si es para fuera yo no…”. Pasmo. No me esperaba algo así en ese momento, a pesar de que esas ideas ya las he oído en otras ocasiones. O sea, que ya no es que sea difícil escapar del caritativismo más vergonzoso, sino que estamos en riesgo de ir hacia la “guerra entre pobres” y hacia la xenofobia.

Escuela pública, movimientos sociales y educación transformadora: restricciones y desbordamientos

10 octubre 2014, en el IV Congreso de Educación para el Desarrollo. Cambiar la educación para cambiar el mundo…¡Por una acción educativa emancipadora! – 9, 10 y 11 de Octubre de 2014. Vitoria.

“Los tiempos de crisis y de rabia son tiempos de posible cambio, pero quienes den sentido mayoritario al cambio, o se hagan con el control del poder para dictaminarlo, pueden orientar las transformaciones en un sentido u otro. La crisis económica y social está mostrando su crudeza en nuestro territorio. En ciertos territorios del mundo, la pobreza extrema está enquistada. Ante la crisis ambiental futura (hoy todavía menos perceptible, si no se quiere ver) ¿conseguiremos ser vistos por la mayoría social como quienes están trabajando en la dirección correcta o solo como los portadores de las malas noticias?.”

Seguir leyendo Escuela pública, movimientos sociales y educación transformadora: restricciones y desbordamientos

Sobre la convocatoria de Podemos para el 31 de enero

No entiendo la convocatoria de Podemos para el 31 de enero (o solo la entiendo si va por donde no creo que debiera). Una manifestación de un partido político para hacerse ver a sí mismo ¿no es autorreferencialidad? ¿no es contrario a la “unidad popular”? Junto a la alegría que han producido los aciertos de Podemos, no puedo evitar sospechar que Podemos se va cerrando sobre sí mismo. Lo que se planteaba como dispositivo para abrir el sistema, y no como un partido político más, acaba convirtiéndose en camino único (¿cómo puede entenderse que la unidad popular es “uníos a mí o quedáos fuera”?).

Guerra civil española y vida personal: las memorias de mi abuelo

“Memorias de un anciano. Mi relación con Primitiva (1931-1941)” Eulogio Herrán Alonso

Relatado desde la vivencia personal, como memoria particular de la relación con la que sería su esposa, aparece entremezclada en toda su crudeza la realidad política y la represión franquista.

Seguir leyendo Guerra civil española y vida personal: las memorias de mi abuelo

¿Se aleja la unidad popular?

Tras la sensación de que parte de lo deseado empezaba a ser posible, que podíamos y que teníamos que hacerlo, parece que ahora tenemos que esperar a ver qué deciden unos cuantos exitosos (exactamente cinco) y qué no hacen unos cuantos que no han sabido hacer o han hecho mal. Desde Palencia, y fuera de unos y de otros…. entre la duda, la impotencia y la posibilidad, ¿a esperar o a actuar?

Podemos y la estrategia que siguió el PP en la derecha

Posiblemente Podemos está haciendo como hizo el PP mucho tiempo desde la derecha, pero ahora partiendo desde la izquierda: sabiendo que tiene más o menos asegurados los votos de mucha gente de izquierdas (por origen de quienes lo han promovido, por las propuestas…), no decir que se es de izquierdas permite coger votos de los que no se alinean como de izquierdas (el término, por más que nos duela a muchos, no es entendible por mucha gente, para la cual, “izquierda” es “el PSOE y esas cosas). Eso no impediría que se hiciera una política de izquierdas igual que el PP la hizo de derechas sin decirlo abiertamente (en 1996-2000, en su primera legislatura). La otra posibilidad, que deseo que no se realice, pero que no es para nada descartable, es que Podemos, en su afán de sumar más, vaya perdiendo su dirección original por el camino y acabe siendo un partido “anticorrupción” sin tener claro hacia dónde ir (recordemos, aunque no sea muy popular, que la culpa de la crisis no es de la corrupción, sino del capitalismo desrregulado, en el que la corrupción engrasa el sistema, pero no es la causa principal).

Podemos y ¿el fin del PSOE bloqueante del cambio?

Si siendo audaces, inteligentes y realistas-moderados, Podemos se hace con el electorado del PSOE y algunos de los que a veces votan al PP, más algunos que no votaron nunca… no es mala cosa (necesitamos que el PSOE deje de taponar con su engaño total): pero, desde luego, hace falta que otra gente siga diciendo que el planeta da para lo que da, que hay que cambiar el sistema socioeconómico y no es solo cuestión de corrupción… etc. Nos puede dar más juego que Podemos reorganice la situación, pero si sigue buscando que lo vote todo el mundo, solo llegaremos a acuerdos parciales, aunque importantes en esta situación (y lo de unidad popular solo a través de Podemos pues quedará claro que sería solo un lema, desgraciadamente, aunque os seguiremos esperando en los ‪#‎Ganemos‬).